La llegada del otoño anuncia el inicio de un nuevo curso escolar en Hogwarts. Pero este otoño no trae consigo sólo colores vivos y hojas caídas, trae también la presencia de una nueva alianza.
Conectarse

Recuperar mi contraseña

Últimos temas
» Ambrosía RPG [Élite]
Dom Feb 16, 2014 4:44 pm por Invitado

» Nuevo Directorio
Sáb Dic 07, 2013 11:31 pm por Invitado

» #Registro de apariencias [PB]
Miér Ago 07, 2013 4:40 pm por Andy T. Gaunt V.

» Age of Wizards [Afiliación Élite]
Jue Jul 04, 2013 4:08 pm por Invitado

» Afiliación Normal-Aceptada
Jue Jun 27, 2013 10:36 am por Invitado

» Te estoy buscando. (0/1)
Mar Jun 25, 2013 11:04 am por Lily Luna Potter

» Lucy Weasley
Mar Jun 25, 2013 10:41 am por Lily Luna Potter

» Petición de rol o roles libres!!
Mar Jun 25, 2013 10:27 am por Lily Luna Potter

» Infamous Celestials #Afiliacion Elite# Cambio de Boton
Lun Jun 24, 2013 5:37 pm por Invitado

» Orden Merodeadora {Cambio Botones-Ex TLC}
Miér Jun 19, 2013 11:57 pm por Invitado



NOMBRE
MP - PERFIL


NOMBRE
MP - PERFIL


NOMBRE
MP - PERFIL


NOMBRE
MP - PERFIL


NOMBRE
MP - PERFIL


NOMBRE
MP - PERFIL
Este Skin ha sido diseñado en su totalidad por Annabeth, la cual lo ha cedido sin pedir nada a cambio. No copies. El código del staff ha sido obra de Ramona. Gracias por su tutorial de ayuda. El contenido es obra de la administración de Felix Felicis. Idea original es de los miembros de sus Staff. Diseño gráfico realizado por Louis. Nuestro tablón de anuncio es gracias a Satine. Damos las gracias a J.K Rowling por la creación de Harry Potter y todas sus sagas. Imágenes y demás contenidos en el foro fueron creados por la administración de Felix Felicis. NO COPIES, SÉ ORIGINAL

Castigos y Trofeos {Libre}

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

Castigos y Trofeos {Libre}

Mensaje por Cassiopeia A. Nott el Sáb Mayo 04, 2013 10:53 am

Estaba de mal humor, de hecho estaba prácticamente segura de que habría sido capaz de lanzarle un Crucio a cualquiera que me hablase de comida o algo por el estilo. ¿La razón? Me había saltado el desayuno porque me había quedado dormida y si paraba a desayunar llegaría tarde a DCAO, y yo para el tema de las comidas soy muy, pero muy estricta. No puedo saltarme ninguna, mucho menos el desayuno, si no, ¡pobre del que tuviese delante! Y ese día un niño de primero acabó en la enfermería con un brazo roto por el simple hecho de cruzarse en mi camino mientras iba corriendo a clase de DCAO sin desayunar, y yo como soy tan increíblemente amable, ni siquiera me había disculpado. ¿Había llegado puntual? Pues no, a pesar de haberme saltado mi preciado desayuno, no había llegado puntual a la clase de las narices, y encima me habían llamado tardona.

El caso es que me tocó hacerle una visita al director, y por consecuencia pasar una semana limpiando trofeos con la única compañía de Filch y su tremendamente odiosa gata, la cual por cierto parecía que tenía algún tipo de radar pegado a la cabeza, porque siempre sabía si había algún alumno levantado cuando no debía, o si había algo fuera de lugar, en cierto modo era como una supergata, más de una vez la había imaginado con una capita y volando por los terrenos de... Bueno, si que mi imaginación es rarita y esto no viene al tema.

Llegué a la sala de trofeos en diez minutos aquella tarde, las normas del castigo eran sencillas, nada de magia para limpiar, por esa razón nada más entrar en la sala tuve que darle la varita a Filch, no me hacía ninguna gracia que el viejo ese se quedase con mi preciada varita, simplemente no me caía bien, y el hecho de que me quedase completamente desarmada por su culpa no me gustaba ni un pelo. En la sala ya estaban el cubo, la esponja y el trapo que tendía que usar para limpiar los trofeos. Me dirigí hacia ellos los cogí y empecé a limpiar el primer trofeo deseando que fuese lo más ameno posible.
avatar
Cassiopeia A. Nott
Gryffindor

Gryffindor

Mensajes : 32
Fecha de inscripción : 01/05/2013
Localización : En Chuchelandia *-* ¿Quieres Venir?

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Castigos y Trofeos {Libre}

Mensaje por Ares Wellington el Dom Mayo 05, 2013 3:40 pm

Hubo algo parecido a una sonrisa que curvó mis labios cuando Binns, el único profesor fantasma de Hogwarts, me comentó que hasta hace veintiséis años mi puesto de trabajo estuvo maldito por obra y gracia del-que-no-debe-ser-nombrado. Sí, aun por entonces había muchos que temían su nombre y se veían incapaces de pronunciarlo. Yo era más prudente que ellos y esperaba a ver con quién estaba hablando para decidir si tomar o no tales confianzas. Sin embargo pensé que tuve suerte de no haberme incorporado en esa época o a saber a qué clase de infortunio me tendría que haber enfrentado al acabar el curso, puesto que la maldición consistía en que ningún profesor durase más de un año exacto en la escuela. El profesor Binns tenía una habilidad innata para distraerse en plena conversación y comenzó a levitar en el despacho de profesores permitiéndome volver a mi tarea de corregir trabajos de los alumnos de quinto año de Hufflepuff. Cuando terminé aun había sol y decidí dar una vuelta por el castillo para despejarme. Salí de la sala de profesores y caminé con las manos entrelazadas a mi espalda. Algunos alumnos me saludaron en los pasillos y yo les devolvía el gesto con una inclinación de cabeza. Ninguno de ellos me paró, ya fuera por miedo o respeto, y pude seguir mi caminata sin obstáculos.

Mis pies y la magnificencia de las escaleras cambiantes del colegio me llevaron hasta el cuarto piso y su sala de trofeos. La puerta estaba abierta y podía oír voces en su interior. Cuando iba por mitad de la escalera vi salir al conserje, que me saludó con cierto nerviosismo al que respondí con un arqueamiento de mi ceja izquierda. El hombre se escabulló y yo entré en la sala buscando saber qué lo tenía tan inquieto. Me topé primeramente con la Señora Norris, por supuesto, que como siempre custodiaba todo cuanto le interesase a su viejo y desvalido amo. La gata maulló delatando mi presencia en el mismo instante que vi la figura de una muchacha que me resultó familiar y la cual reconocí al acercarme; la misma muchacha de Gryffindor a la que tuve que regañar esa misma mañana por llegar tarde a mi clase, siendo la puntualidad algo que yo siempre tomaba en cuenta y cuya infracción solía castigar con la resta de cinco puntos por cada diez minutos que se demorasen.

-Buenas tardes, señorita Nott- saludé -. La veo ligeramente ocupada y con no muy buena cara.

Desconocía qué había pasado, pero sí era consciente de que su presencia allí no era casual. El propio paño y el cubo que la acompañaban delataba que muy seguramente estaba siendo víctima de uno de los tantos castigos muggles que impartía Filch.



Hear my Howling
₪ Everywhere

Esposa y esposo Durex:
avatar
Ares Wellington
Rector Ravenclaw

Rector Ravenclaw

Mensajes : 104
Fecha de inscripción : 07/04/2013

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares

 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.